Mi amigo del exilio!

                 

Tengo un amigo que se acerca  a los 80 años, salio de Cuba, hace mas de 50. La misma visa que obtuvo para huir de la persecución del gobierno de Batista, por ser miembro del movimiento 26 de julio, le sirvió para salir de Cuba, cuando la revolución comenzó a cambiar su color de verdeolivo a rojo. Me gusta escucharlo hablar de La Habana, del malecón, de los cabarets, de sus andanzas nocturnas, de las veces que, casi por milagro, escapó de las balas de la policia de Batista. Me cuenta como se enfrentó a oportunistas que estuvieron en contra de Fidel y despues del triunfo se subían al carro de la revolución, de esa terrible asamblea, donde se nego a hablar y casi provoca una tragedia. Escucharlo es acompañarlo en sus viajes por el tiempo.

 Gracias a mi amigo, he conocido La Habana de los 50s, le he pedido que grabe sus vivencias, tiene una hermosa voz y espero que un dia lo haga. Otros deben escuchar sus anecdotas y disfrutarlas, mi amigo, es capaz de adornar con olores y sonidos su conversacion. Cuando lo abrazo, se que tengo un pedazo de historia entre mis brazos!

La voz de mi amigo, me toma de la mano y me lleva  a una Habana que no conocí, recorro lugares habitados, visito sitios que ya no existen, conozco una historia nueva para mi. Cada nuevo viaje en su voz, deja las ansias por el próximo.

Mi amigo, ha visto partir a casi todos sus amigos cubanos del exilio, el último, lo había invitado a almorzar un fin de semana e ironias del destino, ese mismo sábado él y su esposa, se vistian para acudir a su velorio. Como él dijo; otro mas que se ha ido sin volver a Cuba. Mi amigo volvera a Cuba, lo se, le debo un almuerzo en mi casa, sentarnos juntos en el portal a hablar del futuro y no del pasado, él me debe una caminata juntos por La Habana. Ambos nos debemos un sueño, una conversación en la que él, no termine ahogado por las lágrimas y si hay lágrimas, que sean de la alegría multiplicada por el futuro! 

No se cuantos años vivira mi amigo, no se cuantos mas durara el absurdo, pero se que mi amigo sobrevivira al absurdo, aunque solo sea por unos días; los días de su regreso a Cuba!

Despues de escribir esta reflexión, consulté con la esposa de mi amigo la posibilidad de entregarsela a él, asi lo hize, mi amigo la guarda como una medalla, una de las tantas que le debemos.

One thought on “Mi amigo del exilio!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s