¡Martha!

Martha, vive en La Habana, en el lado oscuro de la ciudad, la cara oculta. Vive donde no entran turistas, donde aún los que acostumbran a andar por la ciudad, no se detienen y voltean la cara al pasar. En un solar en ruinas, en la calle Oquendo, en Centro Habana, en un cuarto pequeño y oscuro, con una barbacoa de madera que amenaza derrumbarse, allí, vive Martha.

Un amigo, que recién regreso de  su viaje a La Habana, la conoció, fue a llevarle unas medicinas que una amiga común le enviaba. Esta enferma, muy enferma, lucha con todas sus fuerzas contra el cáncer. Es una lucha desigual, pero ella, no se da por vencida, no pierde la sonrisa, ni la esperanza. A veces, apenas tiene que comer. No se da por vencida, asiste a sesiones de quimioterapia, habla de las radiaciones recibidas, tranquila y serena, esto es un proceso, pasara, dice con una certeza que impresiona.

A muchos que tenemos confort, que hacemos dietas y miramos con espanto unas libras de más. Los que compramos cremas y vitaminas, t-shirts de marca y almorzamos en restaurantes, Martha y su lucha, pueden parecernos lejana, distante. Hay muchas Marthas en La Habana, en Cuba, por el mundo. Cualquiera de nosotros pudo ser esa persona abandonada a su suerte, enfrentándose sola a la muerte y ganándole  la batalla con una sonrisa.

Mi amigo, me cuenta que en su visita, pensó hacerle una foto, se la imagino por un instante, protagonista de uno de mis escritos. Se decía a si mismo, si Jose la conociera, escribiría algo sobre ella. No se decidió a hacerle la foto, Martha en su lucha, ha perdido el pelo, esta muy delgada, no quiso que la viéramos así, ni siquiera tuvo valor para tomar una foto del solar donde vive. Al describirlo, me decía, es como un hueco oscuro.

A pesar de todo, Martha, no pierde su sonrisa, carece de un montón de cosas materiales, pero su sonrisa, su esperanza, la protegen de penurias y escaseces. Su sonrisa, es el talismán, su resguardo que la acompañara por siempre.

Mi amigo, me hablaba de ella y se le humedecían los ojos, a veces, el dolor ajeno, se hace nuestro. Sabemos que hacer con un dolor propio, un dolor ajeno, nos desconcierta, nos deja como aturdidos, desarmados. Ambos, con los ojos húmedos, nos pusimos de acuerdo para enviarle todos los meses veinte dólares cada uno, no es mucho, pero al menos podrá comprar alimentos. Le dije, tenemos que lograr que reciba al menos cien dólares al mes, la amiga que le envío las medicinas, va  a sumar sus veinte dólares a los nuestros. Se que aparecerán muchos mas y entre todos, ayudaremos a que Martha, no pierda la sonrisa ni la fe.

No intento hacer una colecta para Martha, solo quise contarles su historia. Tengo amigos muy cercanos que se que la ayudaran con un placer infinito, sin alardes, sin grandes gestos, pero con la satisfacción enorme de ayudar a  un ser humano que lucha por la vida, sin perder la sonrisa, ni la fe en el mañana.

En mi próxima visita a La Habana, pasare una tarde a conocer a Martha, a darle un beso y un abrazo, a dejarle saber que no esta sola. Muchos apostamos por su sonrisa, seguros que al hacerlo, apostamos por una sonrisa mayor, multiplicada en nuestros corazones, una sonrisa de esperanza vencedora de dificultades y obstáculos, triunfante.

 

Nota: Muchos amigos, me han preguntado por Martha, como hacerle llegar alguna ayuda, estos son sus datos.
Martha Emilia Martinez Diaz
Calle Oquendo # 73 entre Animas y San Lazaro, Centro Habana. C. Habana
Telefono: llamando desde Estados Unidos 011 53 7 876-3417

7 thoughts on “¡Martha!

  1. BELLO COMO SU MISMA SONRISA ,COMO SU MISMA ESPERANZA….GRACIAS MARTHA POR ENSENARNOS A LUCHAR CONTRA EL MAS TEMIBLE MIEDO SE AL IGUAL QUE TU JOSE QUE ES CIERTO …EXISTEN SEGURO OTRAS MARTHAS …QUE SOLO ESPERO QUE DIOS LES MANDE ANGELES QUE LA PUEDAN AYUDAR EN EL MOMENTO PRECISO…..

  2. A partir de hoy, Martha en nuestras oraciones, seguro con nuestro pensamiento Martha acabara ganando esa lucha que aunque desigual , no siempre el mas poderoso sale ganando. Mi amigo bendiciones para ti tambien

  3. Yo bautizaria a Martha como nosotros y nuestra vida, su SONRISA por Fe y el CANCER por Dificultades/malas experiencias.

    Martha debe ser nuestro MOTTO para vivir la vida con una sonrisa apesar de las dificultades y malas experiencias, esa sonrisa (Fe) la cual debemos siempre mantener en nuestros corazones nos ayudara cada dia a lidiar con cualquier cosa que tengamos que enfrentar.

    Tambien marca un ejemplo de como hay personas que con muy poco o casi nada pueden ser feliz, que si tenemos armonia y fe en nuestra persona No hay “Cancer” que pueda detenernos..Que la vida es unica y que debemos vivirla lo mejor posible y encontrar la felicidad en cualquier ambiente que nos encontremos.

    Oraciones para Martha de este lado tambien !

  4. Mi padre enviudó una mujer como Martha con 33 años; ya nadie se acuerda de ella, pero yo sí, aún guardo sus fotos conmigo de cuando cumplí 15 años.La última vez que fui a Cuba quise traérmelas, no tenía ningún sentido que mi padre se las dejara a mi abuela que recién cumplido 91 años años ya no es capaz de reconocerme .Mi padre tuvo la segunda oportunidad de casarse, desde entonces ha tronado y llovido 30 años, ahora se reunirá con sus hijos adoptivos en Miami,lejos de mí y muy lejos de quien fuera Martha pues desde entonces nuestras vidas son tan paralela que jamás podrán encontrarse.Para todas aquellas mujeres como Martha, todos mis rezos y mis bendiciones.

  5. Yo no habia leido este escrito, acabo de ver a Martha tiene una sonrisa impactante y deslumbrante, pero lejos de todas las cosas materiales k sabemos le faltan, le sobra espiritu y me imagino k buenos amigos, ya k los cubanos tendremos muchos defectos, pro de seguro no se sentira sola, enfermedades como esta akejan en cualkier parte del mundo, a cualquier edad, a kien menos pensamos, nadie escapa de este terrible mal, no importa los lujos k te rodeen , si falta lo mas necesario, para ella mi buena vibra, mi buena oracion y que siga adelante con esa Fe, y con esa gran bella sonrisa ,; una gran leccion de fortaleza espiritual para todos.

  6. acabo de leer esto, y no se por que antes no lo habia hecho, quiza sin querer perderme nada de tus publicaciones se me escapo esta, pero ya ves, siguiendo la ruta de ida y vuelta de miami a cuba y viceversa, mirando tus fotos y a tu madre, encontre esto, pudiera hacer un articulo parecido, pero no pretendo robarte protagonismo, de cerca he vivido y no muy lejano en el tiempo, casos familiares que solo los cubanos de hoy y de alli, son dignos de poner en pedestales, porque asi somos, luchadores por naturaleza, y contra las adversidades, SI SUPIERAS…..!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s