¿Quieren una colada?

No se el momento exacto, en que se coló, por vez primera, café cubano en Miami. Ignoro quien fue la primera cubana, que ofreció café cubano, endulzado y nostálgico a una visita en el sur de la Florida. Tampoco sé quienes fueron los felices mortales que se tomaron la primera colada de café cubano en Miami. Solo sé, que todos los días, cientos, miles de coladas son pedidas, tomadas, codiciadas y hasta perseguidas en esta ciudad, que sin resistencia alguna, se rindió ante el café cubano.

Colar café cubano, tomarlo, compartirlo entre amigos, es todo un rito. Acción repetida diariamente en el aeropuerto, oficinas, hospitales, factorías, casas de familia. Donde hay un cubano, llega seguro nuestro café, se invita a cualquiera a compartirlo, así, en un grupo, conversando, bajo los efectos de su aroma, se disfruta mejor.

A veces, cuando compramos café en el aeropuerto, nos reunimos  4 o 5 alrededor de una colada, cubanos, dominicanos, ecuatorianos, americanos nativos que no entienden ni jota de español y hasta haitianos. A su influjo, todos nos hermanamos y nos entendemos, hace el milagro de traductor. Nuestro café borra fronteras y tradiciones, su aroma nos envuelve, mientras dura, convierte a todos en cubanos. Cuando ofrezco café cubano a alguien en el aeropuerto y me dice; no, gracias, no lo tomo, siempre le digo; si quiere ser un buen agente de American Airlines en Miami, ¡tiene que tomar, café cubano!

Recién llegado, me invitaron un fin de semana a Naples, el amigo que mi invito, tenia la cocina, sólo como parte de  la escenografía, no la usaba, ni siquiera colaba café. Al segundo día, le dije; soporto almorzar tacos y comer un hamburger, hasta desayunar un café americano, pero  no aguanto ni una hora más sin tomarme un buen café cubano. Llamo a una amiga, le dijo, pon la cafetera, voy para allá con un amigo; les aseguro que ese café, me supo a gloria.

Hace años, salíamos del Miami Dade County Auditorium, acabábamos de ver a Charin bailar, “Cecilia Valdés”, fuimos a tomar café en el Versalles. El amigo que me invito, me dijo; la señora que hace el café es todo un personaje, obsérvala. No se equivoco, manipulaba la cafetera, ponía el  café, preparaba todo, como si la estuvieran observando paparazzi del mundo cafetalero. Estoy seguro, que  ni aún en palacios o estudios cinematográficos, el acto de colar café, se hace con tanto glamour.

Muchos amigos, cuando vienen a recogerme para salir, me llaman  y me dicen; ve poniendo la cafetera, estoy cerca. Tengo amigos virtuales y reales con los que comparto café en la mañana, gracias a la magia de Internet. Si demoro en mandárselos, un  ¿Y MI CAFÉ! Me lo recuerda, son adictos a este café virtual.

En este emigrar constante, muchas ciudades se han rendido al café cubano. Colamos café hasta en el polo norte, lo brindamos a tribus africanas, lo compartimos con aborígenes de Australia. Colada gigantesca que alcanza para todos, humeante y aromática, irresistible.

Café cubano, despidiendo su aroma, invitando a todos, sin distinción de raza ni color a tomarlo. Todos lo tomamos, descendientes directos y fieles de Mama Inés, que a falta de solares o esquinas habaneras donde tomarlo, recreamos, donde quiera que lleguemos, a nuestra Habana, nuestra Cuba. Una tacita de café, puede traernos a Cuba, donde quiera que estemos, a veces miramos a través de sus vapores y vemos  nuestra isla, sentimos brisas y nos salpican olas. No soy lector de tazas de café, pero en todas, al final, adivino, segura y prometida a nuestra Patria “con todos y para el bien de todos”

5 thoughts on “¿Quieren una colada?

  1. Cuanta verdad, lo desesperado que nos ponemos si viajamos y no tenemos donde tomarnos una tacita del cafe que nos hace volar, ya cuando nos vamos de viaje siempre una cafetera especial comprada para esos fines nos acompana , ya es nuestra invitada de honor.

  2. Gracias a tu colada virtual cada manana me da energia, Gracias…. preciosa reflexion acerca de la adiccion mas codiciada El cafecito CUBANO

  3. ESA ES UNA GRAN VERDAD,LOS CUBANOS TENEMOS QUE TOMAR CAFE Y DEL MAS BUENO COMO DIGO YO QUE TENGA CUERPO,TEXTURA Y ACIDEZ JE JE .CREO QUE NO SOY EL UNICO CUBANO EN PERU QUE LO TOMA ,PERO SI EL QUE MAS LO INVITA CUANDO SALIMOS DE LAS DISCOTECAS 5:00,6:00 0 7:OO AM ME TOCA HABLAR A MI CON ACENTO CUBANO Y DIGO “CHICOS A MI DEPA A TOMARNOS UN BUEN CAFE CUBANO” Y LES BRINDO CUBITA O SERRANO TRAIDO DESDE LA MISMA PATRIA,ESTA ES LA TIERRA DEL MEJOR CACAO DEL MUNDO Y TAMBIEN DEL MEJOR CAFE ORGANICO DEL MUNDO (PERU),PERO ME ATREVERIA A DECIR QUE NO HAY PUEBLO EN EL MUNDO QUE TOME MAS CAFE QUE LOS CUBANOS,LO TOMAMOS A TODA HORA ,EN LA MAÑANA,TARDE Y NOCHE ,MUCHO O POCO,FRIO O CALIENTE PURO O CON CHICHARO Y SI NO TENEMOS PA COLAR LE PEDIMOS AL VECINO ESO ES SER SOLIDARIO LO DEMAS ES BOBERIA Y SE EXTRAÑA.AHORA QUE VIAJE A LA HABANA ME TRAJE CAFE Y HASTA LAS TAZAS DEL BOULEVAR DE OBISPO.TENGO UN AMIGO PERUANO QUE VIAJO 15 DIAS A LA HABANA Y LLEGO CON ACENTO CUBANO Y PIDIENDO CAFE CUBANO .LO MAS MAS LINDO EN LAS MAÑANAS ES UN BESO Y UN CAFE.YA ME VOY A LA COCINA HACER UNA COLADA.LOS INVITO A TODOS.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s