La gripe y nosotros!

Hace días, tengo varias ideas guardadas, en espera de desarrollarse en un nuevo escrito. Este fin de semana, obligado a permanecer en casa, por una gripe inoportuna, releí los emails que yo mismo me envío, cuando me surge una idea. Volví a cerrarlos, decide escribir sobre la gripe y nosotros.

Recuerdan cuando teníamos gripe en La Habana. Cada nueva epidemia o variedad de virus, lo bautizábamos con un nuevo nombre. La cariñosa, porque no quería abandonarnos, Elvira, porque se iba y volvía y así cada año cambiaba de nombre, aunque los síntomas fueran los mismos. También la llamamos Pinochet, porque era malísima y no creía en nadie, hasta Leoncio, el villano de  turno en la telenovela, La esclava.

Los habaneros, los cubanos en general, hacemos realidad el refrán; al mal tiempo buena cara, aunque la tos no nos dejara apenas hablar, seguíamos haciendo chistes y burlándonos de la gripe de turno. Si somos capaces de burlarnos de muertes anunciadas, no hay gripe capaz de asustarnos o quitarnos el sueño.

Ahora que dispongo de una variedad abrumadora de medicamentos para la gripe, me pregunto, como pudimos sobrevivir, vencer malestares, tos y fiebres, con solo aspirina, mucho liquido y vitamina C?

Hoy, temprano, aproveche que no llovía y salí a comprar algo que me ayudara a combatir esta gripe, parecía un niño en una juguetería. Los DayQuil, NyQuil, creo que para todos los momentosQuil, los Robitusins, y una infinidad de otros medicamentos, competian entre si por llamar mi atención. Mientras tanto, yo, pensaba; como no morí de gripe antes, sin todos estos medicamentos. Que será de esos habaneros que no tiene FE (familiares en el extranjero), como podrán vencer gripes y malestares.

Pase por un Restaurante a buscar comida  y sopa de pollo, las dietas y los batidos de proteínas, están bien, pero cuando se esta enfermo, hay que alimentarse, De regreso a casa, mientras ponía un poco de orden en mi apartamento y calentaba la sopa, mientras miraba una de las tantas fotos de mi madre que tengo, encontré respuesta a mis preguntas. El amor, hace, siempre, el milagro. Una sopa de pollo, calientita, llevada a la cama, un beso, sin temor a contagios, unas manos tocándome la frente, eran, son, la mejor medicina  y la única que realmente necesito.

Recuerdo una vez que hablaba con ella por teléfono y la tos no me dejaba tranquilo, me dijo; Joseito, ponte unas toallas calientes en el pecho, como acostumbraba  a ponértelas yo, te aliviaran la tos. Me reí, recordé que tenía una manta eléctrica que nunca  había usado. Desde entonces, cada vez que estoy con gripe, me pongo la manta eléctrica en el pecho y recuerdo a mi madre en su ir  y venir de la cocina con toallas calientes. Cierro los ojos, me transporto, a veces, me parece oír su voz; estas mejor?

Ahora, que nos espantamos cuando alguien estornuda  o tose a nuestro lado y corremos a tomar Echinacea o Emergen- C, recuerdo esas guaguas repletas donde intercambiábamos virus, gérmenes y algo mas. Donde estornudos colectivos, bastaban para enfermar a un batallón y donde muchos fueron, fuimos “felices“, a pesar de todo.

La gripe, sabe que no puede con nosotros, aquí o en La Habana, en Madrid o en Paris, no falta el cubano que te diga; Gripe? Un buen trago de ron con miel de abeja. Aún me queda miel, el ron, ya me lo tome todo.

One thought on “La gripe y nosotros!

  1. Mi hermano, me alegra saber que ya estar mejor, escribir y acordarte de Concha es tu mejor medicina. Como siempre un abrazo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s