Gracias por Miami!

Cuando publique,  La Habana y Miami, semejantes o diferentes?  Un amigo, me llamó para comentarlo, estuvimos más de una hora conversando. Me contó, que cuando llego a Miami, en el 80, marielito forzado, la ciudad, no le gusto, se fue a vivir a Tampa, tampoco le gusto. Buscando una ciudad, donde integrarse, llamarla suya, fue hasta Los Ángeles, allí sintió que había llegado a una gran ciudad. Logro, finalmente vivir en una ciudad que lo deslumbraba, pero donde, a pesar de luces y rascacielos, se sentía extranjero, inmigrante. Nunca logró integrarse a Los Ángeles, todo le era ajeno y distante, no podía hacer suya la ciudad. Era un extranjero más.

Mi amigo, me dijo, que al cabo de  5 o 6 años, regreso a Miami. Se reencontró con el café cubano, recién colado. Entraba a los restaurantes, disfrutaba feliz, de frijoles negros, picadillo, puerco asado, yuca hervida. Visitaba las dulcerías y cafeterías, endulzaba el alma con pastelitos de guayaba. Escuchaba hablar cubano, sus oídos agradecían ese acento, que hacia años no escuchaban. Por vez primera, en muchos años, no se sintió extranjero. Cuba, se hacia presente en cada esquina, en cada rincón de la ciudad. Mi amigo, comprendió que, había llegado a casa. Miro hacia atrás, recordó a los primeros cubanos que llegaron a Miami, con lágrimas en los ojos, en silencio, les dio gracias, por hacer de Miami, nuestra casa, por traer a Cuba, hasta la Florida.

A los primeros cubanos que llegaron a Miami, todo les fue más difícil, mas duro. Tuvieron que inventarse la ciudad que no existía, hacerla crecer, forjarla. Cuba, era un recuerdo. No tenían posibilidad de regreso, ni siquiera una vez cada 5 años, nunca!  Las llamadas telefónicas, eran dificilísimas y las cartas, tardaban meses o no llegaban nunca. No se como pudieron, si les preguntara, se que ni ellos mismos tienen la respuesta. Convirtieron la nostalgia y el  dolor en fuerza creadora, construyeron una ciudad y la hicieron suya. Se inventaron a Cuba, 90 millas al norte.

Muchos, hemos llegado después a Miami, todos hemos aportado algo  a la ciudad, nos hemos integrado a ella. Ninguno de nosotros, ha sido nunca extranjero en esta ciudad, los primeros cubanos que llegaron, se encargaron de hacerla nuestra, todos los que llegamos después, tenemos mucho que agradecerles cada día.

Ser inmigrante, aprender otro idioma, enfrentarnos a una nueva vida es mucho más fácil, desde Miami, como me dijo mi amigo; aquí, no somos extranjeros! Al salir de Miami, termina la magia, no importa los años que llevemos en el país, somos extranjeros.

Recuerdo la sobrina de un amigo especial, llego de Cuba, directo a New York, lloraba todos los días. Cuando llego a Miami,  el sol la calentó, las palmas le alegraron el alma, se sintió de pronto en Cuba. No lloro mas, la nostalgia y las lagrimas, se rindieron a la ciudad, que en cada esquina, le recordaba a Cuba.

Una vez, fui a Tampa, a visitar amigos, con un amigo-hermano que la vida y el exilio me regalaron. Antes de salir de viaje, los llamamos, les preguntamos si querían algo; por favor, traigan pastelitos de guayaba! Fue lo único que pidieron. Se que no era un antojo, era la necesidad de algo nuestro, que aquí en Miami, es cotidiano y en otros sitios, solo recuerdos.

No, nunca hemos sido extranjeros en Miami, es nuestro. Aunque al principio, la ciudad no nos gustara, termino robándonos el corazón. Tomamos juntos una colada gigantesca e inagotable de café cubano, miramos el cielo azul, respiramos el viento que viene del sur y nos decimos entre recuerdos; estamos en casa. Miami, no nos conquisto, los cubanos, conquistaron a Miami, la ciudad, no ofreció resistencia, dejo hacer a esos primeros cubanos que llegaron, segura que estaba en buenas manos.

Yo, también doy gracias, junto a mi amigo, junto a todos los cubanos que llegamos después, a esos primeros cubanos que conquistaron y engrandecieron a Miami. Levanto mi tacita de café, brindo por lo mejor de ellos, por la ciudad que nos hicieron, por los recuerdos que trajeron con ellos. Saboreo el café, seco una lágrima, les doy gracias de nuevo, ser inmigrante y no sentirse extranjero, es una bendición. Traerse un país, reinventarlo, no es fácil, ellos lo lograron, nosotros, solo continuamos, lo que ellos comenzaron, hace ya, muchos años, cuando todo, era mas difícil. A ellos, gracias multiplicadas cada día, en cada rincón de esta ciudad, nuestra!

6 thoughts on “Gracias por Miami!

  1. Mi hermano, mientras leia , las lagirmas corrian por mis mejillas, me acorde de 17 años atras cuando un dia llegue y lloraba todos los dias, Miami logro que venciera esa nostalgia y la revirtiera en fuerza arrolladora de progreso. Tambien gracias a los que me precedieron e hicieron que a pesar de mi nostalgia no pasara lo que ellos casi sin poder vivieron. Una vez mas , este escrito merece un premio y estar en la lista de honor , de la literatura de esta cuidad. Un abrazo.

  2. Todos hemos llorado por nuestra Cuba, y es verdad nada se asemeja mas que esta linda ciudad, edificada con recuerdos, nostalgia, anoranzas y un pedacito de corazon de cada cubano que emigro cuando dejaban atras madres.hijos familias enteras aun sabiendo que quizas no volverian a ver, esos cubanos merecen todo nuestro agradecimiento, pues gracias a ellos tenemos mucha cubania en esta LINDA CIUDAD DE MIAMI.

  3. Estoy llorando de emocion al leer este nuevo escrito , no se como pudistes plasmar en tan cortas palabras todo lo que te comente esa noche sobre mi vida en este Pais al cual amo con todas las fuersas de mi corazon,lloro pues este escrito cala muy dentro de mi alma y quiero sepas que nunca me cansare de darle gracias a esos primeros Cubanos que llegaron aqui y hicieron tanto por nuestro pueblo,se que casi todos los Cubanos que vivimos en esta ciudad pensamos de la misma manera y despues de tantos años aqui te puedo decir que si esta es mi casa ,esta es mi Habana este es mi pueblo natal Bauta y todo gracias a ellos a esos ( primeros cubanos que tanto sufrieron que tanto lucharon y que trabajaron hasta el cansancio para lograr no ser extranjeros fuera de Cuba ) yo tambien brindo por ellos y le doy gracias a Dios cada dia por haberles permitido lograr tanto en este bello pais.Gracias Jose de todo corazon,de mas esta decirte cuanto te quiero pues tu lo sabes muy bien.Un abrazo para ti muy pero que muy fuerte y toda mi gratitud por este escrito.Robertico.

  4. Miami es tan “mi lugar, mi casa” que la emociòn me embarga al regreso de cada viaje, llevo mas años y mas intensidades vividas acà que las que viví en la tierra que me viò nacer y a la que amo desde acà.

  5. Wow, que buen artículo, hiciste que las lágrimas corrieran por mis mejillas. Coincido en todo contigo excepto en una cosa; el dia 15 de octubre cumplo 17 años en miami y aún me siento extranjero, soy ciudadano americano y me sigo sintiendo extranjero, nunca me he adaptado a esta ciudad que aunque tiene mucho sol como nuestra Isla, es una ciudad fria de alma, sin historia y con muy pocas cosas interesantes que ver. Nada como nuestra Habana, como cualquier ciudad de la Isla.
    Pero a pesar de todo eso, le estoy muy agradecido a esos cubanos que vinieron delante, a los que construyeron esta ciudad tratando de trasladar a Cuba hasta aqui para que hoy la echemos un poquito menos de menos. También le doy gracias a este gran país que me acogió como su hijo y es mi segunda patria, pero para ser sincero, no veo las santas horas de poder regresar a mi Cuba, a lo verdaderamente mio, a mi gente de alma caliente, hospitalaria y humana como pocos en el mundo.
    Por otro lado, es cierto que Miami tiene una magia que nadie puede obviar. Nadie que haya vivido en Miami, puede irse, y si lo hace, regresa irremediablemente. Yo traté de irme a Tampa y regresé el mismo día, me sentí demasiado lejos de Cuba. Me fui a Costa Rica y al cabo de año y medio regresé porque no soporté San José y echaba mucho de menos a Miami, pero estoy aquí y sigo sin sentirla mia. Tengo muchos sentimientos encontrados, esa es la realidad. Extraño a Cuba todos los días de mi vida, a mi familia, a mis amigos que quedaron detrás, a mi verdadera cultura. Aún después de tanto tiempo, sigo llorando por Cuba.

    • Todos extrañamos a nuestra Cuba, pero eso, no nos impide amar a esta ciudad, que de un modo u otro, tambien es nuestra. Miami, tiene el aliento de nosotros, lo tendra siempre.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s