Remesas a Cuba.

Hoy, temprano en la mañana, vi en un periódico de Miami, una caricatura sobre las remesas de los cubanos a sus familiares en Cuba. Un tema difícil, que molesta a algunos, hiere a otros y al final, interesa a todos.

Ante todo, el envío de remesas a su país de origen, no lo inventamos los cubanos, tampoco es privilegio absoluto nuestro. Todos los inmigrantes, envían remesas a su país de origen y en muchos casos, en sumas más altas a las que enviamos nosotros.

A la hora de enviar dinero y ayuda a familiares en Cuba, pensamos en ellos, en los lazos que nos unen, en las dificultades que enfrentan día a día. Nadie, tendría la fuerza suficiente para obligarme a dejar de ayudar a mi madre de 84 años. Estar lejos, dejar de compartir la vida, provoca un dolor que no se disminuye con remesas, nada material sustituye a un ser querido lejano. Al menos saber que nuestros familiares escapan a escaseces y racionalizaciones, da fuerzas para continuar luchando y enfrentando la vida.

Intentar prohibirlas, disminuirlas, burlarse de los que cada mes, separamos una parte para nuestros familiares en Cuba, es una sin razón absurda. Es, al final, algo muy fácil para los que no tienen familiares allá o simplemente se olvidaron de ellos y no les importa si comen o no, si están enfermos o sanos. Se historias terribles de hijos que olvidaron para siempre a padres y hermanos, no se como pueden andar por la vida, sonreír, con carga tan pesada en sus almas.

Los que siguen mi blog, saben la historia de Marta, la muchacha con cáncer que vive en un solar habanero. Cada vez que podemos, convocados por mi escrito y conmovidos por su historia, un grupo de amigos, cada vez mayor, le enviamos algún dinero. En un correo electrónico que me envío, me daba las gracias, me contaba como en sus noches de dolor y lagrimas, pensar en todos los que la ayudábamos, le daba fuerzas; sin ustedes, todo habría sido más difícil, me dijo. Ayudarla, nos hizo mejores seres humanos, conocerla, nos dio una lección de vida.

Ayudar a los que dejamos atrás, es algo intrínseco a nuestra condición humana, a nuestro ser cubano. Cuando vivíamos allá y sabíamos de alguna necesidad, compartíamos lo poco que teníamos con amigos y familiares, un poco de azúcar, sal o café. El cubano, es solidario por naturaleza, no abandonamos a amigos en desgracia.

No, no me pidan nunca que deje de ayudar a mis familiares en Cuba. No me lo perdonarían ni en el infierno, hasta el propio diablo, si existe, me miraría con desprecio.

No dudo del efecto de las remesas en la economía cubana en general. Un efecto secundario que no podemos evitar; toda medicina lo tiene. Invocarlo, no es razón suficiente para burlarse de remesas o estar en su contra. No hacemos como otros inmigrantes que envían altas sumas, saben que algún día regresaran e invierten en su país. Nosotros, solo enviamos lo necesario para paliar dificultades, no son limosnas como un día me dijo alguien en un alarde de desprecio a familias y vínculos afectivos. Nuestras remesas, son expresión de amor, agradecimiento, apuestas por la vida, deseos de, al final, ser mejores seres humanos.

Apostamos por la vida, el amor, el vínculo entre familias. Ayudar a alguien en general, dibujar una sonrisa en un rostro, escuchar un gracias que nace del corazón, recompensa sacrificios y lejanías, ustedes y yo, lo sabemos.

7 thoughts on “Remesas a Cuba.

  1. Mi querido hermano, una vez mas contigo !!!!!!!!!!, tenemos corazon y desde lo mas hondo de el , nos crece el amor por la familia, por la que dejamos atras aun mas fuerte. Toda ayuda a nuestra familia es valida, es simbolo de amor y de humidad, con esa estoy de acuerdo , apoyo y hago. Pero no con los excesos, que sabemos de nuestros compatriotas, y del ralajo que en cierta medida tenemos , a eso le digo no y no. Ayudemos anuestras familias , no hagamos cosas en nuestra propia tierra que no son para nuestra familia . Cubanos, no nos pasemos !!!!!!!!!!!!!! justo en el medio, como pocos conocemos. !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. de acuerdo contigo! familia es familia! aun diria mas, hay amigos como familia, y tambien tenemos que ayudarlos si podemos, el asunto es que en suaves cojines se piensa bien, quizas, algunos,’ a mi familia siempre que tenga el minimo de fuerzas y pueda, seguiremos ayudandolos..-

  3. De veras como siempre me encanta leer tus reportajes ,son muy amenos e interesantes ,me da gusto conocerte y me gusta mucho lashistorias q narras q las leo en casa con mas calma pues en el trabajo no puedo abrir la internet ,entonces estoy muy de acuerdo contigo para mi es vital ayudar a mi madre y familia ,me ajuste y les cubro sus necesidades y eso me hace inmensamente feliz ,asi como tambien me llenaria de alegria el dia que pueda tener a mi madre aca en Miami y que conozca mi mundo mi gente ,mi amor ,mi entorno ,disfrutarla a ella a plenitud ,y se q ese sueno lo vere hecho realidad asi como tambien espero este 2012 me reencuentre con mi abuela q mi tia la esta trayendo de visita ,y son muchas cosas hermosas que nos depara el destino cuando haces las cosas con amor y sintiendolas de corazon ,si no las vas a hacer con amor retirate de el escenario ,Feliz Tarde Jose y dios te bendiga siempre gracias por la amistad .Tengo una pelicula que quiero ver cuando se pueda para q escribas sobre ella y la puedas disfrutar ,despues te la explico o mejor dicho te sorprendo y la ves a mi me impacto mucho

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s