El regreso del soldado.

En octubre del año pasado, escribí, “La  madre del soldado”. Un pequeño tributo al amor de una madre, a su dolor mezclado con orgullo y temores de ver a su hijo, hacerse soldado e ir a otras tierras distantes. Ese sentimiento extraño que solo siente una madre, cuando parte de su alma, de su espíritu, vuela lejos a cuidar de un hijo; a convertirse en el escudo que le protege, cuida y sirve de almohada.

Mi amiga, recibió hoy, adelantado, el mejor regalo por el día de las madres que podía soñar. Me sorprendió su llamada temprano en la mañana, les confieso que me asuste un poco. Su voz, se escuchaba entre lagrimas, velada por la emoción; Karel, acaba de llegar, me llamo! Después hizo silencio unos segundos, la emoción y el llanto, no la dejaban hablar. Mi amiga, la madre del soldado, agradece a Dios, a la Caridad del Cobre, el regreso de su hijo, sano y salvo. Atrás quedan noches de insomnio, de pedir a todas horas por su hijo. Detrás de cada sonrisa de mi amiga, se escondía el dolor y el temor por su hijo en el campo de batalla. Solo los que la conocemos muy bien y hemos compartido con ella este tiempo de angustias, sabemos de su dolor y preocupaciones.

El corazón de una madre, es un sitio especial, en él caben todos los buenos sentimientos del mundo, soporta golpes, dolores, partidas  y ausencias sin romperse. Mi amiga, me hablaba de su alegría, era un cascabel con destellos de luz. La seguridad que pronto abrazara a su hijo, le da un nuevo tono a su voz, su risa es más fuerte, imagino su rostro feliz, iluminado. Aún bajo los efectos de la emoción del regreso de su hijo, mi amiga, recordó a otras personas que sufren, me dijo; tengo que verte para darte el dinero para Martha! Dos protagonistas de mis escritos, que sin conocerse, se unieron al influjo de escritos y amigos. Martha, la muchacha que lucha contra el cáncer en La Habana y la madre del soldado, ambas madres, luchando de una forma u otra por la vida y por sus hijos.

Después de mucho tiempo, la madre del soldado, dormirá hoy tranquila. Esta semana lloró mucho, viajo a esperar a su hijo, un cambio de última hora, la obligo a regresar sin el abrazo necesario. La abrace a su regreso, lloro en mi hombro. Hoy, la vida, le regala esta sorpresa enorme. Del otro lado del mar, La Habana, hace un guiño, como diciéndole; ves, todo es posible, tuve que pedirle ayuda a Miami, pero lo logramos!

Antes de despedirnos, mi amiga me dijo; el viernes te llevo al aeropuerto, los pastelitos para Concha! No se como alguien bajo los efectos de una emoción tan grande, puede recordar detalles que otros olvidarían, así son las madres, únicas!

Mientras comenzaba mi escrito, pensaba en la foto que lo acompañaría, hasta pensé publicarlo sin foto y después agregar una de la ceremonia de recibimiento que debe estar sucediendo ahora. Mi Black Berry, sonó, había recibido un mensaje. Pensé terminar mi escrito para verlo, pero la curiosidad me hizo revisarlo; mi amiga, compartía conmigo, la primera foto que le había enviado su hijo! Se me salieron las lágrimas! Fue el mensaje que le envíe.

Hoy, la madre del soldado, cierra un capitulo de su vida y abre otro, ser madre, no sabe de descansos ni vacaciones. Sabe que aún le quedan pruebas que soportar y vencer, así es la vida, pero con su hijo al lado, sabiéndolo en sus brazos, no teme a nada, ellos dos se bastan para conquistar la felicidad. Junto a ellos, nosotros, sus amigos, seguiremos este andar, seguros que, los sueños se hacen realidad, entre amigos y esfuerzos.

8 thoughts on “El regreso del soldado.

  1. Mi hermano puedo ahora escribir. Ya cuando pude hable con ella. La emocion me impedia hacerlo antes. Ya el sobrino como todos les decimos esta entre nosotros. Su madre, nuestra hermana al fin dormira tranquila. No merecia menos!!! Un ser humano como ella tendra siempre miles de dichas en lo adelante.

  2. Creeme es evidencia cubana constante, un abrazo y miles de gracias por este escrito, llega, llevo y me calo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s