El olor de mi madre.

???????????????????????????????
Mi madre huele a llantos, a pañales hervidos, a fiebres y angustias, a primeras palabras, a gateos y pasos. A risas de bebes, a sueños estallando.

Mi madre huele a infancia, a juegos, a carreras, a partiduras de cabeza y fiebres altas, a noches de desvelo. Ella huele a uniformes planchados, a libros bajo el brazo, a tareas y estudios, a becas y escuelas en el campo. A tesis y aplausos, a diplomas, a futuro.

Mi madre huele a almuerzo de domingo, a postres especiales, a meriendas de estudios. Levanta el brazo y flotan olores muy diversos, a Navidades juntos, a todos en la mesa, a vengan pronto que se enfría el potaje. Ella huele a familia reunida, a uniones y desvelos.

Mi madre huele también a sueños rotos, a actos de repudios, a lágrimas sin consuelo, a futuros perdidos. Sin saberlo mi madre huele a intentos de salida, a reinventarse vidas, a brazos que sostienen.

Mi madre huele a empeños, a esfuerzos, a ese no darse nunca por vencido. La abrazo y de su cuerpo breve, escapan olores especiales. Ella huele a pasado y también a futuro. Huele a adioses y a holas, a largas bienvenidas y cortas despedidas, a vuelvo pronto, no tardo, a espérame por siempre.

Mi madre huele a ciudades que ni siquiera conoce, huele a La Habana, a Madrid y también huele a Miami. Ella huele a lugares que solo existen en sueños y regala ese olor como prueba que existen. Entre mezclas de olores vive intensa y precisa, anunciando en el gesto, el olor a esperanza, a sonrisas, a ganas, a darlo todo siempre.

Mi madre huele a vida, a siglos, huele a mi Isla, a mares, a olas gigantescas, a alientos y alegrías. Sabe esconder muy bien olores de tristeza, los disfraza y oculta con mantos de ternura, no me deja notarlos, aunque sepa que existen.

Mi madre huele a llamadas los domingos, a cartas, a fotos estrujadas. La conforman y sostienen olores de regresos, olores de cariño, de amor de mucha gente. Mi madre huele a gloria, a patria, a promesa y en ese olor preciso se mantiene en el tiempo, perfumando mi vida, mis viajes, mis intentos.

22 thoughts on “El olor de mi madre.

  1. Nuestra Concha huele a la mama de todos. Despues de conocerla comer su comida, conversation de tarde sostenida, Risas de complicidad Ese olor jamas lo olvida

  2. Lindo hermano,asi huelen ellas siempre,aun despues de su partida,si lo sabre yo.Para Concha nuestro abrazo y que pronto podamos disfrutarla en esta otra orilla…ahi si que llego a Miami en balsa…jajajaja un beso.

  3. Bien fuerte Habanero, no lo acabé, ya lloraba, pero igual deja una mezcla de logros y tristezas que solo uno pude explicarse, aunque ella no me exigió un final feliz pa sus dias yo me atreví a sorprenderla y ya llevo un año y 3 sin verla, espero me aguante un chance mas a ver si logro esta meta. Buenas letras mio, sigue asi

  4. Enhorabuena por su existencia, por darte tanto aliento para vivir. Me he emocionado con esas palabras tan sentidas hacia tu mamá y me has hecho recordar a la mía, ya casi cinco años sin ella, porque todo cuanto se refiere al amor hacia las madres revive aún más sus recuerdos .

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s