¡Mamá, papá, soy gay!

tomados de la mano
Tony y Yusimì, se criaron juntos, inseparables; dos hermanos no se podían querer y cuidar mutuamente mas. Sus casas las separaba un muro pequeño. De tanto saltarlo y sentirse inútil, un buen día parte del muro se derrumbo.

Tony y Yusimì jugaban siempre juntos. El la acompañaba cuando jugaba a las casitas, hacia el papel de papá, acostaba a las “niñas” y ayudaba en los quehaceres, así pasaban horas. Cuando Tony jugaba a la pelota, Yusimì se iba con él y era una mas en su equipo, juntos eran invencibles. Ambas familias los dejaban hacer, muchos pensaban que un día se casarían y tendrían hijos, muchos, como las muñecas con las que jugaban y a las que habían puesto nombres.

Yusimì y Tony fueron juntos a la escuela, se ayudaban en las tareas en algunas ocasiones, hasta se ayudaban en los exámenes, burlando la vigilancia de maestros y alumnos. Crecieron inseparables, tomados de la mano, sonriendo al futuro, confiados.

Salían juntos a fiestas, pasaban fines de semanas en casas en la playa con amigos, iban a fiestas.

Una tarde de domingo, al regreso de un fin de semana en la playa, antes de llegar a casa, Tony se detuvo y mirando a Yusimì a los ojos le dijo.

– Tenemos que decírselos hoy, no podemos seguir posponiéndolo, es absurdo.
– Me da miedo Tony, no se como reaccionará mamá.
-Sin miedo, directos y claros; ya es hora que lo sepan, tienen que entendernos.

Se separaron al entrar en sus casas. Tony aprovecho que su padre estaba en la sala, lo saludo al entrar y llamo a su mamá que vino corriendo a besarlo y abrazarlo.

– Mami, papi, tengo que hablar con ustedes y espero que me entiendan.
Su padre lo interrumpió.
– No tienes nada que decir, tu madre y yo no nos opondremos a que tú y Yusimì se casen, no nos importa que ella sea mulata y tú rubio; es algo que siempre hemos estado esperando. Tu madre y yo somos gentes de mente abierta, vaya gente de estos tiempos.
– ¿Yusimì y yo casarnos? ¿De donde sacaron ustedes eso? Me alegro mucho que sean gente de mente abierta, así me entenderán mejor. Mamá, papá, soy gay, homosexual, como dirían ustedes, me gustan los hombres, no las mujeres. Siempre he sentido así.
El padre se levanto de un salto de su sillón.
-¡Maricón! ¡Mi único hijo maricón! Tú debes estar jodiendo, si tú eres bien macho y desde chiquito juegas a la pelota y te fajas con cualquiera. No me desgracies el domingo con esta bromita.
– Sí aprendí a jugar a la pelota, fue por Luisa, para que ella pudiera estar en el equipo y nadie la mirara mal y claro que soy bien macho, porque uno puede ser bien macho y gustarle los hombres y ya es hora que ustedes lo sepan. Yusimì y yo hace más de un año que tenemos pareja, salimos juntos y pasamos los fines de semana en la casa de Armandito que vive solo en Santos Suárez. Ella con su amiga y yo con Armandito.
– Ahora mismo recoges tus cosas y te largas de esta casa, yo no te críe para que fueras un maricón de mierda. Olvídate de tus padres, vete, no quiero verte delante de mi mas, vete antes de que haga una locura. Ya se te pasara esa mariconerìa, entonces hablaremos.
Elena, la mamá de Tony se planto delante de su hijo, sus ojos destellaban fuego mientras se enfrentaba a su marido.
– Felipe, el único que va a recoger sus cosas y largarse ahora mismo de esta casa eres tú. Esta es la casa de mi madre, de la abuela de Tony que lo adora y ve por sus ojos. Ella y yo sabemos hace mucho tiempo que Tony es homosexual, esta es su casa y aquí se queda, así que ve recogiendo y lárgate; tú eres el que sobra aquí. Ten bien clarito que la mariconerìa, como tú dices, no pasa, Tony nació así y así se morirá un día y así será siempre mi hijo del alma.
– No te pongas así mi vida, si tú quieres, Tony se puede quedar.
-¿Qué parte de que recogieras y te fueras no entendiste? Te he aguantado muchas cosas Felipe, tarros, borracheras, mentiras. Pensé que aunque ya no queda amor entre nosotros, nos moriríamos juntos, pero si eres capaz de anteponer la condición sexual de tu hijo a tu amor por él, aquí no tienes nada que hacer. Eres un monstruo Felipe, llama a tu madre y dile que vas para allá, mañana comienzo los tramites del divorcio.
-Pero mi vida, no me hagas esa mierda, ¿Qué voy a hacer sin ti?
– No hay peros y no me digas mas mi vida, yo si se que voy a hacer sin ti Felipe; ¡Voy a ser feliz y amar y proteger a mi hijo!
Tony miro a su mamá con lagrimas en los ojos, la abrazo; un abrazo donde sobraban las palabras y el amor mandaba. Con Tony en sus brazos, como leona en plena lucha por su cachorro, miro a Felipe.
– Empieza a recoger, esta noche no dormirás aquí.
– Mamá voy a llamar a Yusimì, no se como habrá reaccionado Regla con la noticia.
Cuando fue a marcar el número, alguien tocó a la puerta. Tony fue corriendo a abrir, era Yusimì con un bulto de ropa al hombro y los ojos rojos y llorosos.
– Mami me boto de la casa, dice que no quiere una hija tortillera bajo su techo, me grito que me largara, que no quería saber más de mí. Se quedo llorando y dando gritos, desde el portal la podía oír.
Tony y Yusimì se abrazaron, Elena le quito el bulto del hombro a Yusimì, le seco sus lágrimas con el delantal, la abrazo.
– Cálmate mi hijita, Regla esta confundida, tú eres lo único que ella tiene en este mundo; el amor de madre terminara venciendo su asombro y disgusto, mientras tanto te quedas aquí; esta es tu casa.
– Déjame llamar a la vieja que por lo que veo esta casa se ha convertido en una cueva de maricones y tortilleras y aquí el único que sobra soy yo.
Elena casi lo abofetea, si Tony no se hubiera puesto en el medio y detenido la mano que iba a desatar la ira contenida durante años.
– Lárgate Felipe, lárgate antes de que esto termine mal.

Felipe fue a recoger sus cosas, mientras Tony hablaba con su mamá.
– Mami, Yusimì y yo podemos irnos para casa de Armandito, papá puede quedarse, son muchos años que llevan juntos ustedes.
– Mi hijito, hace mucho tiempo que se acabo el amor y el deseo entre nosotros, si le aguanté un montón de cosas a tu padre, fue por ti; tú eres lo que nos mantenía unidos, si él te rechaza, ya no tiene sentido que siga aquí, no lo soportaría; ustedes se quedan y él se va, no hay mas nada que hablar.

Felipe se fue sin que nadie lo despidiera, sin dejar un vacío esperando su regreso.

A la mañana siguiente, muy temprano, alguien toco a la puerta, Elena sin peinarse, ni lavarse la cara, abrió la puerta, era Regla, la mamá de Yusimì.
– Anoche no pude dormir, me pase la noche llorando. A las 2 de la mañana llame al padre de Yusimì a Miami, le conté todo. Aunque llevamos años separados es su padre y tenía que saberlo, ¿Sabes lo que me dijo? Ella sigue siendo tu hija, la misma hija por la que has luchado con dientes y uñas, la mismita que amas con toda tu vida, corre y ve a buscarla antes que la pierdas del todo y aquí estoy; a buscar a mi hija.
– Yusimì, Yusimiiii, mira quien esta aquí, corre.

Madre e hija se abrazaron sin preguntas ni reproches; el amor no los necesita; se basta para abrir mentes y hacer milagros, para vencer obstáculos y triunfar.

Fotografia tomada de Google.

10 thoughts on “¡Mamá, papá, soy gay!

  1. Me encanto la historia,es hora ya de tomar conciencia sobre este tema y las personas que no estan de acuerdo,si tan siquiera respetaran que ellos tambien tienen derecho a vivir y a ser felices.

  2. Bello como siempre lastima q no es solo un escrito es la realidad de la vida,hay personas q ven eso como una enfermedad,sin importarles los sentimientos de esas personas ni q tan buenos pueden ser como seres humanos,cada cual tiene derecho a decidir su camino y nadie es Dios para jusgar. Q viva el amor🌈Un beso amigo . Y el libro para cuando?

  3. Hermosa historia amigo , tan Cierta como la Misma realidad , siempre salgo llorando Porque Es Tanto Lo que transmites en Cada historia que nos Llega a Cada uno de una manera muy especial Te Quiero Mucho mi amigo Nunca dejes de transmitir Tanto amor

  4. Hermosa Historia amigo tan Cierta como la realidad , siempre que leo Cada uno de Tus escritos termino llorando Porque Es Tanta la ternura y amor que transmites en Cada una de Tus historias que Es imposible contener la Lagrimas ( Un enorme Abrazo mi amigo ) Te Quiero ❤️

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s