Un encuentro con un AMIGO de la infancia

Reencontrarse con un viejo amigo es siempre, una alegria especial. Si ese amigo es un amigo de la infancia al que queríamos, admirábamos y esperábamos ansiosos su regreso, la alegría del reencuentro se multiplica y el corazón y los recuerdos se visten de arcoiris para la fiesta; esta semana mis amigos y yo nos reencontramos con AMIGO.

Fue una fiesta de amigos y memorias. Cada uno aportó algo a la celebración y así, sin proponernoslo y sin poderlo evitar; AMIGO volvió entre nosotros.

Al influjo de su regreso todos fuimos un poco niños otra vez. Nos sentamos frente a viejos televisores en blanco y negro, nuestras madres rejuvenecieron, dejaron sillones y volvieron a usar delantales y a gritarnos ¡Se va a enfriar la comida! Mientras nosotros reíamos traviesos y nos dejabamos seducir y encantar con la presencia de un títere y la magia y la voz de Consuelito Vidal. Estrellita, nuestra linda, dulce y buena Estrellita, estreno sonrisas y mimos.

Esa es la magia de los buenos recuerdos; hacernos felices, borrar años, penas, limpiarnos de angustias. Un buen recuerdo es un tesoro y sacarlo a la luz y acariciarlo, hace el camino fácil y alivia el alma.

En esta fiesta de amigos, uno muy cercano, me pidió que escribiera algo sobre este reencuentro y el deleite de ser niños, aunque fuera solo unos instantes, me negué. Ya otro amigo que escribe mejor habia hablado del tema y a veces es difícil evitar influencias y no repetir lo dicho. Termina el domingo y en un momento de descanso pensé en recuerdos y amigos; aqui estoy, rememorando encuentros y alegrías, disfrazandome de niño al influjo de AMIGOS, de amigo y sus amiguitos.

Los amiguitos hoy peinan canas, usan espejuelos para ver bien las fotos, pero conservan un corazón que no envejece que basta una chispa de recuerdos y estalla en carcajadas y corre por la casa y la vida haciendo travesuras.

Gracias AMIGO por este reencuentro, gracias a Carlos, a Hiram, a Aimee que sin saberlo y con una complicidad infantil,nos inventamos esta fiesta para recordar a AMIGO y a todos los amigos del mundo.

Vamos que ya va a empezar el programa y ¿Cómo se llama? Se llama asi, Amigo, amigo y sus amiguitos.

Gracias a Aimee Perez Vidal por las fotos, a Carlos Ferrera por destapar recuerdos y a Hiram Hernandez por su insistencia y sugerencias.

Advertisements

4 thoughts on “Un encuentro con un AMIGO de la infancia

  1. Regalos como este existen pocos .fue como revivir un ser querido del pasado nunca a pesar de mi imaginacion y fantasia pense volver a encontrar ese pedazo de yo y de todos. Todos al llegar tenemos un alma un espíritu o como se le quiera llamar y consuelito vidal fue el alma el espiritu de nuestro amigo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s