Conversando en una barbería cubana en Hialeah.

Si vas a casarte y decides ir a pelarte ese día a una barbería en Hialeah, no se te ocurra comentarlo, pecado mortal, desliz imperdonable, en buen cubano; es buscarte una salacion, lo que no está pa’ ti.

El pasado sábado, fui testigo de una conversación en una barbería en Hialeah. Mientras me cortaban el cabello, un muchacho se atrevió a comentar que se casaba por la tarde, pa’ que fue eso. Caballero, eso fue el acabose. Por poco lo amarran al sillón de barbero para evitar que asistiera a la boda. Entre barberos y clientes comenzaron a comentar.

– Mirenle bien esa cara de felicidad, nunca más se la podrán ver. Cuando vuelva, ya verán la cara de angustia que tiene.

– Pa’ que te casas muchacho, tú estás loco. El matrimonio es una trampa, escápate mientras puedas.

– Las mujeres son unas depredadoras compadre, escápate mientras puedas. Te va a controlar hasta el último centavo.

– Compadre usted no ha visto la foto de una mujer con un cocodrilo que dice; el animal más peligroso que existe, al lado tiene un cocodrilo.

Así entre supuestos consejos y comentarios, trataban de “ayudar” al muchacho a recapacitar. Uno dijo.

– No sigan hablando que cuando vaya a dar el si, va a mirar a la mujer con tremenda cara de odio.

Todos trataban de transmitirle sus experiencias. Aquello fue una reunión machista. La manicurista trataba de contrarrestar el efecto negativo del discurso de barberos y clientes, rompía lanzas en favor de la mujer.

– Vamos no se hagan que ustedes sin nosotras no pueden vivir. No les hagas casos, ninguno de ellos puede vivir sin su mujer. Si la mujer los deja, se mueren, no hay quien les aguante el llantén.

El muchacho trataba de reírse y tomar como broma todos los comentarios, sé que al salir de la barbería ya no tenía el mismo entusiasmo por su casamiento. Tal vez si, tal vez sabe que al final, amar y compartir la vida con quien amamos, es una suerte y milagro.

En una barbería cubana, no importa esté en Hialeah o en La Habana, se habla de todo y de todos. Imagínese usted que, a veces, hasta comentan los escritos de un tal Habanero2000.

Fotografía tomada de Google.

One thought on “Conversando en una barbería cubana en Hialeah.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s