Asegurando el camino de regreso

Todo está listo, como el último día, tal vez como el primero, como siempre.

Tu café humeante y dulce, tu baño listo, tu almohada preferida, tus chocolates. Todo te espera, los recuerdos se niegan a tu ausencia.

Afuera la vida sigue, aquí el tiempo se detuvo, esperando tu regreso.

Yo sigo en mi rutina, no omito un detalle, el más pequeño puede ser parte del conjuro del regreso. Los repito día a día, tengo miedo te me pierdas en el camino de regreso, que no encuentres estos brazos que te aguardan, esta vida que huele a a ti, en todos los rincones de mi alma. Todo sigue igual, esperando regresos alma, corazón, sentimientos, sueños; se niegan a tu ausencia y siguen, como yo, aguardando tu vuelta, tu feliz regreso

Ignoro, desconozco en que forma volverás, si serás luz, flor, mariposa o ave, viento o bandera, libro o verbo, pero sé que no te perderás este reencuentro.

Para asegurar regresos, te hice trampas, libere el conjuro perfecto, ese al que sé, no puedes, ni quieres resistirte, tu libro ya es real, tangible, sólido. Habitas en cada frase, en amigos que te leen, te multiplicas en sonrisas y lágrimas de muchos que te evocan.

Así regresas en cada cuento de tu libro, en cada uno que relee tus historias. Cumpliste la urgencia de mi grito, aquel que en supremo desespero, lancé a los vientos y a la historia; ¡hazte eterna mamá, hazte eterna!

Fotografía tomada de Google.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s