Lourdes Libertad, desafía la tormenta.

Lourdes Libertad en concierto y en Alfaros, una noche de sábado que por esas deliciosas coincidencias de la vida, estoy libre. La tentación y las ganas de disfrutar una noche cubana entre amigos, pudieron más que los temores por la pandemia. Así, entre amigos, disfruté mi primera salida a un lugar público, en tiempos de pandemia.

Lourdita, puntual, asiste a la cita con su público, disfruta esos aplausos que la reciben. Es su reencuentro con el público, sin ustedes no soy nadie, dice emocionada y feliz, mientras se entrega en notas y agudos, entre aplausos. Desafía la tormenta, sabe que volverán tiempos mejores y aporta voz y arte en el empeño.

Poco a poco, como quien reparte regalos entre amigos, entrega canciones y va transformando el lugar en un parque habanero o lo hace Malecón o calle, solar o barrio. Pablito asiste al concierto y el breve espacio en que no estas, se hace inmenso. Es noche de magias y reencuentros.

Un momento especial, cuando Miami Latino le entrega una placa de reconocimiento por sus 40 años de vida artistica. Aunque creo son más, si recordamos que siendo un bebé hizo televisión; es toda una vida dedicada al arte, al arte que recibió al nacer de su madre, Lourdes Torres.

Las madres no podían faltar a este concierto, no se perdonarian esa ausencia. Canta de Lia, Todo pasa menos tú y Lourdita y yo sabemos que entre notas, mami me acaricia la frente y susurra a mi oído: aquí estoy, como siempre. Estrena, en su voz, una canción de Lourdes Torres, es noche de madres arropando recuerdos, iluminando rutas.

Rinde homenaje a algunas mujeres que ella llama, tremendas. Farah, en su voz vuelve a hacer su largo viaje, entre recuerdos y voces. No falta nuestra Rosita, sin un reproche la evoca y trae al escenario, eterna e inmensa, nuestra Rosa sin final. De Moraima, recrea su Perdóname conciencia y desde un rincón del escenario, la mora aplaude, presente y feliz.

Lo pronostiqué cuando hablé de este concierto en Facebook, sería una noche cubana en el corazón de Miami y entre notas y armonías, la Habana, Cuba, asiste y aplaude feliz, de saberse inmensa, de ser Patria y vida a la vez.

Se despide de su público que le pide, insistente, otra, otra y regala una más, como el mago del cuento que no se cansa de sorprendernos y siempre tiene un As en su sombrero.

La noche termina y regreso a casa feliz. Le debo a Lourdita dedicarle y firmarle mi libro, ella me debe, por siempre, canciones, abrazos y próximos encuentros.

2 thoughts on “Lourdes Libertad, desafía la tormenta.

  1. Como siempre tus escritos me fascinan y este es una maravilla pues 40 años de carrera se dicen fácilmente pero llevan encerrados miles de anécdotas y vivencias, demás esta decir cuanto le amo y lo importante que es para mi pues como me dice mi hermano Radel Dupeiron soy muy difícil en mis gustos y Lourdita me llena y me hace muy feliz. A ti gracias mil por esta reseña tan linda de esta noche maravillosa y a ella mil felicitaciones por sus 40 años de vida artística y por llenar nuestras vidas de tanta felicidad pues yo la disfruto al.maximo en cada una de sus presentaciones y como amiga . Que Jehová Dios los bendiga siempre. Un beso bien grande y todo mi cariño de siempre Robertico .

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s