Un ¡basta! Enorme estremece una Isla.

Soy una Isla que estalla, un rayo de luz, un verso sujetado al sur de mis memorias, un mar de pueblo que abraza al mar que nos rodea.

Soy una Isla en lucha por su vida, su historia y su futuro, soy una roca en medio del camino, que decidió, para siempre, inventarse otro camino.

Todos somos la Isla iluminando amaneceres, somos luz, clamor, llanto y grito, somos esperanza, vida.

Somos parte del pasado y queremos ser futuro, que usted, él, yo, ellos, nosotros, todos contemos no el 1 , el 2 o el 3, queremos contar para la historia. Ser hacedores y parte de decisiones, tener voz alta y fuerte, no más oídos sordos, no más enemigos si discrepo, no más locos gritando por bocinas, mientras el hambre y la angustia recorren la Isla, sus entrañas.

No queremos que nos hagan la historia, que nos regalen gobiernos y leyes, queremos escribir, con nuestras manos, nuestra historia. No intervenciones, ni regalos, no bombas desde afuera, ni palos y fusiles desde adentro, apuntando a nuestro pueblo, no migajas, ni que decidan por nosotros. Que un basta enorme anuncie a todos que tomamos las riendas del futuro. Acaso no entienden de cansancios, de un pueblo que habla con voz propia, que no reconoce otro mandato que su voluntad y su fuerza.

Somos Isla y pueblo, con derechos, dignidad, con fuerza y ganas, queremos tomar las riendas del camino y seguir la ruta que salve la patria para todos, esa patria que hace años prometieron, “con todos y para el bien de todos”.

Fotografía tomada de Google.

3 thoughts on “Un ¡basta! Enorme estremece una Isla.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s