Carta a los Reyes Magos de un niño cubanoamericano.

Sé que faltan meses para el 6 de enero, pero quiero escribirles desde ahora; cuando se pide en grande, hay que pedir con tiempo, no quiero excusas despues. No podrán decirme que por falta de tiempo, que si lo hubieran sabido antes, tienen meses para unir fuerzas y hacer milagros.

Yo, como Enma, también soy cubanoamericano, nací en Miami, amo este país, que es mío, nuestro; amo sus sueños y promesas. Por mis venas corre sangre cubana, yo diría que galopa mas que correr. Mi abuelita siempre me ha contado historias de mambises, palmas y banderas al viento, por eso digo con orgullo; soy cubanoamericano.

Esta carta debería dirigirla a Santa Claus, pero ustedes son 3 y en la unión esta la fuerza, ademas creo que esto es algo que sólo ustedes pueden lograr. Hace falta unir voluntades y milagros para lograrlo y ustedes tienen mas experiencia, desde aquel día que la estrella de Belén los guió a Jesús. Lo que les pido es importante; está en juego el futuro.

Queridos Reyes Magos, les pido que logren un control sobre la venta de armas. Que nunca más en una escuela, cine o cualquier lugar público, los niños sientan el temor de morir en una masacre. Por favor, no pido tanto, sólo un futuro seguro.

Mis padres llegaron a este país hace años, lucharon duro, aún siguen trabajando duro. Ellos siempre me dicen que la mayor recompensa a todos sus esfuerzos es asegurar mi futuro. Yo no quiero que venga un loco o cualquier asesino y ponga fin al sueño de mis padres.

Saben, me gusta tutearlos, eso me hace sentirlos mas cerca, deben poner empeño en mi pedido. Todos los niños tenemos el derecho al futuro y nada ni nadie debe impedirlo. Cuando crezca un poco me gustaría dar discursos y luchar por causas justas, como hacen Enma y David, aunque entre nosotros, me gustaría ser como Anthony Borges; mi abuelita dice que tengo madera de héroe. Si mis amigos están en peligro, yo trataría de salvarlos, nunca de esconderme. Ayuden al futuro y a la vida, no más fusiles de asalto por las calles; más niños tomando el futuro por asalto es lo que necesitamos.

Debe ser duro eso de morir por una bala y que en la noche mis padres no me tengan para abrazarme y desearme buenas noches. ¿Que haría mi abuelita sin mi, a quién le contaría sus historias? No quiero morir, ni yo, ni mis amiguitos, por eso les pido que nos den una mano para ayudar en el control de la venta de armas. Nosotros no estamos en contra de la 2da enmienda, sólo queremos un control, la vida lo exige.

No queremos sentir temor al ir a la escuela, yo soy muy buen alumno, pero a veces me distraigo pensando que pasaría si aparece alguien con un fusil de asalto matando a mis amigos y a mis maestros.

Sé que les pido mucho, ustedes acostumbrados a dar regalos y a hacer a niños felices me entenderán. Un futuro seguro para hacer realidad nuestros sueños es el mejor y mas necesario regalo

Fotografía de Yohandry Leyva.

Advertisements

Jóvenes con verguenza, insultos absurdos, hipocresía.

Hace días me acosan ideas y frases sobre los jóvenes del movimiento #neveragain. Despues del éxito y la capacidad de movilización en #marchforourlives, no faltaron detractores, entre ellos muchos mal intencionados, algunos desinformados, otros sólo por escasez neuronal.

Cuando Enma Gonzalez, una de las lideres de este movimiento, luce con orgullo en su brazo la bandera cubana, a mi el orgullo de ser cubano se me dispara y le agradezco el gesto de no olvidar raices y homenajear nuestra bandera. Otros, entre los que, ¡que vergüenza!, no faltan cubanos, le gritan ¡Comunista! Como si de pronto la bandera cubana perteneciera a un partido o gobierno. La bandera cubana pertenece al pueblo, es un símbolo que nadie puede robarnos. Muchos la lucen con orgullo en el pecho, en el carro, en sus casas, si le hicieramos casos a esos que le acusan, Miami sería mayoritariamente comunista desde el día que el primer inmigrante cubano llego a estas tierras, cargado de sueños y esperanzas. Torpe intento que no alcanza a manchar nuestra bandera; se sacude orgullosa el fango que pretenden lanzarle, ondea al viento y grita, ¡Bravo Enma, yo tambien estoy contigo!

También la emprenden con su chaqueta verdeolivo y no falta quien sonría y suba a las redes sociales fotos de Melania en atuendos verde olivos. Lesbiana, le gritan algunos, como si su orientacion sexual restara fuerzas a su acción. Recordé tanto la frase que cuando alguien, ausente de argumento y razones termina diciendo, tenias que ser maricón.

Enma no tiene la exclusividad en ser atacada, el joven David Hogg también lo es y no falta quién terminé disculpándose, el dinero manda señores.

Si usted está a favor de que continúen la venta de armas de asalto y las masacres en escuelas y lugares públicos, si usted apuesta por la muerte y no por la vida, si usted vende principios y dignidades por dinero o apoyo a figuras políticas, digalo claramente compadre y deje a estos jóvenes que se visten de esperanzas en paz. Ataque sus ideas y desnudese de falsedades e hipocresías. Una idea o movimiento no es menos fuerte porque sus lideres luzcan en sus brazos banderas cubanas, usen chaquetas verdeolivos, sean bisexuales o los rechaze alguna universidad.

Hoy quería escribir de cumpleños, de alegrías, amigos y conciertos, perderme entre los recuerdos de una semana de celebraciones y agradecer a amigos, regalos y palabras, no pude. Tenía que sacarme del pecho mi opinion sobre estos jóvenes que desde ya cambian el panorama político del pais. Estos jóvenes que, no lo duden, hacen y harán historia y de la buena. Yo apuesto porque no se detengan, porque no se desvirtue la esencia de este movimiento.

Saber que en cualquier escuela y lugar habitan jóvenes como ellos, devuelve esperanzas y fe, confianza en el futuro. Ellos vienen a ofrecer su corazón y el futuro lo acepta y lo magnifica; ¡No desmayen!

Fotografía tomada de Google.

¡Es primavera!

Es primavera y tú no estas, tal vez ni existes, para compartir versos y flores. No hay una mano que me extienda girasoles, ni besos que me animen al camino, pero sabes, es primavera y me regalo flores en tu ausencia. Estreno aromas y suspiros.

Es primavera anuncian en la tele y muchos le dan la bienvenida. Es primavera gritan y en sus almas, un eterno invierno los habita.

¡Mamá es primavera! Grito con la esperanza que me escuche. Ella sonríe desde La Habana, siempre lo es cuando tú y yo estamos juntos, susurra a mis oídos. No me anuncies estaciones hijo mío, dime solo el día del regreso. Ese día tendremos flores y sinsontes; estrenaremos primaveras los dos juntos, burlandonos de anuncios y reclamos.

Es primavera en el arbol del patio, en la sonrisa del niño, en el azul del cielo. Es primavera y alguien entierra a sus muertos y añora el olvido del invierno. El naranjo se muere de vergüenzas, alguien usa su color y lo degrada.

Es primavera, los jóvenes lo saben y marchan a su encuentro, sin miedos, sin tropiezos. Reclamos y discursos, palabras como puños, acciones, aseguran eternas primaveras; dibujan enormes girasoles, apuntando al futuro y libertades.

Es primavera mi amor ausente y no te necesito. Mamá me espera, los jóvenes me alientan y flores de sueños y esperanzas se bastan; estallan anunciando eternas primaveras.

Teté y Regla se enfrentan a la 2da enmienda o abuelas al rescate.

Teté se levanta temprano en la mañana y pasa por la casa de su amiga Regla, toca a la puerta con fuerza.

-Vamos vieja, levantate que tenemos que estar listas para mañana estar en la escuela todo el día

-Ya va mujer, ya va, me estaba acomodando estas pasas. Esta semana el dinero para la queratina lo guardé para prepararme para defender a mis nietos y tengo la pelambre encendía. Entra a tomarte un buchito de café mi santa.

-Apurate vieja. Hay que comprar el termo para el café y la lunchera grande para guardar la comida, no podemos pasarnos el día en blanco. Si nos baja el azúcar no estaremos atentas para evitar cualquier problema.

-Hasta muerta soy capaz de defender a mis nietos. Ya estoy cansá de políticos y presidentes, de minutos de silencio y de oraciones hipócritas. Si ellos no hacen nada, nosotras sí vamos a hacer

-Así mismitico mi santa, si no nos dejan estar dentro de la escuela estaremos en la entrada y al primer hijo de puta que se le ocurra intentar algo, le caemos arriba.

-Te digo algo, le robé la pistola a mi hijo. Anoche la tenia limpiandola y haciendome la chiva con tontera le pregunté como se disparaba y me enseñó, vigile donde la guardó y la tengo guardadita para mañana. Para matar a mis nietos tienen que matarme a mi primero.

-Regla explicame bien eso de la 2da enmienda que no entiendo ni malanga.

-Yo si sé, lo busqué en Internet y le pregunte a mis hijos. Se aprobó en diciembre de 1791, tiempos y armas muy diferentes a los de ahora. Creo que si los que la aprobaron vieran las armas de asalto que se han usado en las masacres, la borrarian sin pensarlo dos veces. La gente esta muy loca y no se le puede vender ese tipo de armas a cualquieta.

-A cualquiera, ni a nadie, para qué quiere nadie en su casa un arma de ese tipo, eso no es para defenderse, es para matar y para matar a muchos. ¿Tú sabes que Trump, por él que tú votaste y que tanto lo defiendes, firmó una ley autorizando la venta de armas a enfermos mentales?

-Lo sé y no estoy de acuerdo con eso, yo voté por él y lo prefiero antes que a tu Hillary, pero no soy de esos que parecen decir, “pa’ lo que sea Trump, pa’ lo que sea” Quién ha visto que una persona con problemas mentales pueda tener un arma, eso es una bomba de tiempo mi santa.

-Muy cierto y que me dices de venderle un arma a un menor de edad? No pueden comprar cigarros, ni bebidas alcohólicas, pero fusiles de asalto si, es el colmo.

-Así mismo, para un antibiotico te hace falta una receta, pero para un arma que mata un montón de personas en un momento, no hace falta nada. Se impone una revisión en eso.

-Yo no voy a votar por ningún político que no se pronuncie a favor del control de la venta de armas y mucho menos por esos descarados como el Marco Rubio, que aceptan dinero de la Asociación Nacional del Rifle. Estoy esperando una acción enérgica del presidente, tantas ordenes ejecutivas que firma y no hay ni una sobre el control de armas. A ver¿ Por qué no hace una prohibiendo la venta de esas armas de fuego de asalto, hasta que el congreso apruebe algo al respecto?

-Ahí tienes razón, tú sabes que yo lo defiendo, pero tiene que hacer algo, si no hace na, voy a votar por un demócrata en las próximas elecciones, aunque a Pancho le de una sirimba.

-Así se habla, seras trumpista, pero no estas ciega, ni eres comemierda, por eso somos amigas. Acaba de vestirte vieja, que si los políticos y el presidente siguen sin hacer nada y llenándose los bolsillos, nosotras si vamos a hacer. Por lo menos en la escuela de nuestros nietos habrá seguridad. Llamé a Gladys, a Micaela y Ruth, todas van a estar todo el tiempo en la escuela. Tendrá que enfrentarse a un muro de abuelas el que intente tocarle un pelo a nuestros nietos. En las escuelas se cocina el futuro y hay que protegerlas.

-Asi mismito, como dicen estos muchachos dispuestos a todo para evitar la proxima masacre, #neveragain. No mas muertes, ni mas dolor, que el corazón no aguanta tanta pena y llanto y cada joven que muere es una herida que no se cierra.

Mientras Teté y Reglita conversaban, tocan a la puerta con fuerza. Reglita, asustada corre a abrir. Una mujer muy alta, con un vestido largo en pliegues aparece en la puerta.

-Soy yo LIBERTAD y estoy con ustedes, no están solas, yo tambien digo, ¡#neveragain!

Fotografías tomadas de Google.

Lourdes, entre amigos y canciones.

El sábado pasado asistí al concierto de Lourdes Libertad en Real Café . Un amigo periodista, había leído mi último comentario sobre su presentación en El Divino, y me pidió le avisara para conocerla y disfrutarla. Al llegar al lugar le dimos 5 estrellas, pequeño, acogedor, bien ambientado; sitio perfecto para hacer a públicos y cantantes complices en noches de entregas y arte.

Lourdes, apareció entre el público, sencilla y segura, dispuesta a entregarse plena y feliz; a ser dueña de la noche.

Nos regala éxitos conocidos que se reestrenan en su voz e intento. Saluda a amigos, ofrece sus canciones como quien brinda una tacita de café a sus visitas; segura de la aceptacion y del disfrute.

Emigrar es sin dudas duro, por eso siempre aplaudo a quien se afinca en nuevas tierras, sin perder esencias ni raices, a quienes hacen de la cubania escudo y defensa, estandarte y alarde. Lourdes Libertad es un ejemplo y entre canciones, anécdotas y chistes, regala arte, talento y cubania.

No le había escuchado la cancion de Lourdes Torres, “Para ser alguien” y la letra se me antoja declaración de principios, “Nada me asusta, nada me espanta… batalladora rebelde a veces, según criterio de quien no entiende es mi derecho ser como quiero. Qué cada cual escoja el camino…”. Como reafirmación que este es el suyo, entre canciones y amigos.

Regala su version de New York, New York y gana aplausos y bravos. Alguien le grita y Mexico y canta a capella una ranchera de su madre, en alarde de afinación y voz.

Señora de la escena, lo lleva en su mapa genético, nos regala, “Como cualquiera”, su agudo en “Me he mantenido fiel a mi misma, de nada tengo que arrepentirme” estremece la noche de Miami.

El concierto llega al final y a pedido de amigos, cierra con “Que hablen” de las hermanas Diego. Sin dudas su versión da un nuevo aire a la canción que se me antoja la burla del cisne a todos esos que hablan pendientes de vidas ajenas.

Nos despedimos, no sin antes decirle al oído, nos vemos en Alfaros’s el 11 de de febrero. ¿Se embullan?

¡Yo no nací en un país de mierda!

Algunos, por suerte pocos, en su afán de sobrepasarse en su apoyo a Trump, gritan que nacieron o vienen de un país de mierda, se olvidan que a ellos tampoco los quieren aquí . Yo, al igual que muchos, no nací en un país de mierda; vengo de la tierra mas hermosa que ojos humanos han visto.

Estoy orgulloso hasta la última de mis células, hasta la última partícula subatómica que forma mi cuerpo, de ser cubano. Amo a mi Isla entrañablemente; todo cuanto soy se lo debo a ella. Soy cubano 100%, siento a Cuba en mi alma y en mi piel.

¿Cómo carajo alquien es capaz de querer incluirnos en la supuesta lista de “paises de mierda”? ¿Quienes hicieron a Miami? ¿Quienes se inventaron una patria a 90 millas y con una fuerza y un tesón de tres pares se levantaron de la nada e hicieron historia? ¿Quienes hicieron brillar la perla del Caribe? La patria la conforman sus hijos y a ella nos debemos.

Nadie, absolutamente nadie tiene el derecho de llamar a un país, “país de mierda”. Los países podrán tener gobiernos y presidentes de mierda, hay ejemplos que hablan por sí solos, pero nadie debe caer tan bajo de llamar a un país, país de mierda y menos al suyo, al que lo hizo hombre y lo preparó y formó para ser lo que es hoy, el país de sus padres, donde estan guardadas sus primeras alegrías y tristezas, donde habitan recuerdos y vidas; nunca ningún pais podrá ser un país de mierda. La esperanza y el futuro no huelen a mierda, aunque algunos se empeñen en ser personajes de la película cubana, “Alicia en el pueblo de maravillas “.

Siempre recuerdo las palabras del Arzobispo primado de Santiago de Cuba, Pedro Meurice Estiu, en aquella historica misa durante la visita de Juan Pablo II,”Le presento además, a un número creciente de cubanos que han confundido la Patria con un partido, la nación con el proceso histórico que hemos vivido en las últimas década y la cultura con una ideología“. Antes de llamar país de mierda a la patria, debemos repasar historias y conciencias y evitar en un alarde de apoyo a Trump, decir torpezas o sandeces.

Por suerte la Patria, madre al fin, es capaz de perdonarlo todo, hasta que la quieran salpicar de mierda en un salpafuera o desmadre de proTrumpistas a ultranza. La madre mayor viste su mejor bata cubana, roja, blanca y azul, mira sus hermosos paisajes, el azul de su cielo, las olas que rompen contra ella, mira al cielo y susurra; perdónalos señor, no saben lo que dicen.

Usted puede ser de ultraderecha y hasta fascistoide si quiere, pero compadre, no se autoembarre de caca llamando a Cuba, país de mierda. Los presidentes pasan y se olvidan, la patria es para siempre. ¡Viva Cuba, carajo!

¡Yo no nací en un país de mierda!

Algunos, por suerte pocos, en su afán de sobrepasarse en su apoyo a Trump, gritan que nacieron o vienen de un país de mierda, se olvidan que a ellos tampoco los quieren aquí . Yo, al igual que muchos, no nací en un país de mierda; vengo de la tierra mas hermosa que ojos humanos han visto.

Estoy orgulloso hasta la última de mis células, hasta la última partícula subatómica que forma mi cuerpo, de ser cubano. Amo a mi Isla entrañablemente; todo cuanto soy se lo debo a ella. Soy cubano 100%, siento a Cuba en mi alma y en mi piel.

¿Cómo carajo alquien es capaz de querer incluirnos en la supuesta lista de “paises de mierda”? ¿Quienes hicieron a Miami? ¿Quienes se inventaron una patria a 90 millas y con una fuerza y un tesón de tres pares se levantaron de la nada e hicieron historia? ¿Quienes hicieron brillar la perla del Caribe? La patria la conforman sus hijos y a ella nos debemos.

Nadie, absolutamente nadie tiene el derecho de llamar a un país, “país de mierda”. Los países podrán tener gobiernos y presidentes de mierda, hay ejemplos que hablan por sí solos, pero nadie debe caer tan bajo de llamar a un país, país de mierda y menos al suyo, al que lo hizo hombre y lo preparó y formó para ser lo que es hoy, el país de sus padres, donde estan guardadas sus primeras alegrías y tristezas, donde habitan recuerdos y vidas; nunca ningún pais podrá ser un país de mierda. La esperanza y el futuro no huelen a mierda, aunque algunos se empeñen en ser personajes de la película cubana, “Alicia en el pueblo de maravillas “.

Siempre recuerdo las palabras del Arzobispo primado de Santiago de Cuba, Pedro Meurice Estiu, en aquella historica misa durante la visita de Juan Pablo II,”Le presento además, a un número creciente de cubanos que han confundido la Patria con un partido, la nación con el proceso histórico que hemos vivido en las últimas década y la cultura con una ideología“. Antes de llamar país de mierda a la patria, debemos repasar historias y conciencias y evitar en un alarde de apoyo a Trump, decir torpezas o sandeces.

Por suerte la Patria, madre al fin, es capaz de perdonarlo todo, hasta que la quieran salpicar de mierda en un salpafuera o desmadre de proTrumpistas a ultranza. La madre mayor viste su mejor bata cubana, roja, blanca y azul, mira sus hermosos paisajes, el azul de su cielo, las olas que rompen contra ella, mira al cielo y susurra; perdónalos señor, no saben lo que dicen.

Usted puede ser de ultraderecha y hasta fascistoide si quiere, pero compadre, no se autoembarre de caca llamando a Cuba, país de mierda. Los presidentes pasan y se olvidan, la patria es para siempre. ¡Viva Cuba, carajo!