Ámame entero.

Ama sus malos ratos, sus enojos, sus dudas, su espanto, como amas certezas, alegrías, su calma

Ama su risa, sus lágrimas. Sus palabras dulces, su ira incontenible, sus te quieros, sus me voy pal carajo. Amalo entero, nunca por pedazos.

Ama su esbeltez, sus horas de gym, sus músculos, sus libras de más, su panza cervecera.

Ama su juventud, el brillo de su piel, ama sus años, sus arrugas; su debilidad, su fuerza.

No ames por fragmentos, instantes, apariencias. Amalo sin preguntas, sin esperar respuestas.

Amalo en la cordura, en la locura, que no falten tu aliento, tu presencia y paciencia, que tu esencia le ayude a ser digno de amores.

Que el amor sea un milagro y no sea un espanto. Que me ames sin peros, sin intentar cambiarme. Ámame entero coño, no por ratos o partes. No me fragmentes; ámame completo. Ámame en la vida y la muerte, en La Paz y la tormenta. Porque puedo ser luz y noche, tormenta y calma, sonrisa y llanto y llevarte en los labios, por temor a perderte.

Ámame hoy 14 de febrero y ámame 364 días más ,con igual sobresalto. Atemos, para siempre, tu sonrisa y mi llanto, tu destino y el mío.

Fotografía tomada de Google.