El amor contra el odio.


Que tal si compartimos, si en vez de un puño,  extendemos  manos abiertas, francas, hermanas.  Si en vez de insultos, ensayamos palabras de amor, te quieros.

Si en vez de piedras, nos tiramos besos y en guerra de amor interminable, construimos puentes, derribamos muros. Beso a beso ganamos batallas a lo oscuro, iluminamos sendas, descubriendo hermanos.

Si en vez de palabras cargadas de odios y desprecios, lanzamos al contrario, las mas dulces palabras de amor y de consuelo. 

Prohibido odiar desde hoy hasta el final de los tiempos,  prohibido herir, matar,  despreciar.  Es tiempo de amor entre los hombres,  de abrazos sin final, de sanar heridas,  de pedir perdones.

Es tiempo aún,  no demoremos. El odio no ha ganado la batalla, es tiempo de enfrentarlo y derrotarlo,  antes de que una a una apague estrellas  y esperanzas.

Allá vamos, gritaton todos, uniéndose en titánica tarea. Se armaron con sonrisas de niños,  te quieros de las madres mas antiguas, caricias de abuelas legendarias y promesas de amor impostergables. Invencibles en su intento y acción,  construyeron arco iris,  de polo a polo.Aprendieron a amarse sin reservas, sin esas malditas segundas intenciones; amor del bueno.

Cuentan que una voz poderosa desde lo alto, contenplando la victoria del amor, exclamó conmovido; al fin hijos míos,  al fin entendieron cuando dije amaos los unos a los otros. Ya no me necesitan. 

Fotografia  tomada de la página,  Yo extraño a Cuba y tu?

Advertisements