Ser siempre, Yo!

No quiero ser mas ni menos, lo que soy,
lo que seré mañana, es otro asunto, lo que fui ayer, son solo recuerdos, experiencias.
No me preocupa ser mejor, ni peor; ser solo yo, es mi meta, vivir a plenitud cada momento,
sin angustias pensando en otro yo, que no imagino, que sé no existe, siempre seré uno, no dos, no copias, no falsificaciones.

No me preocupa, ni sueño con ser otro, este tipo que miro en el espejo,
que me sonríe cada mañana y cada noche, sabe quien es y eso le basta. Se reconoce, se sabe de memoria, no se maquilla el alma, ni la sonrisa, se muestra tal cual es, confía en él.
No soy exactamente lo que piensa el grupo que me quiere,
los amigos, como siempre, exagerando.
No seré nunca lo que dice el grupo que me odia, ni siquiera sé que hablan o si existen,
pero saber que están, oír ladridos, me hace saber que este yo, es el que quiero, el que debo, siempre, seguir siendo.

Disfruto día a día, este yo, que me dio la vida,
que conformaron mi madre, golpes, sueños y amigos,
un yo, tal vez pequeño, pero mío que no pidió prestado nada, que nunca robó nada, solo mío.

Nunca seré otro, siempre este yo, simple y sencillo, seguirá andando su camino, mejorándose, aprendiendo,
sin olvidar quien es, de donde viene, repito, no me interesa ser otro,
cambiar mi nombre, acentos, importar actitudes, no va comigo.
Disfruto y quiero a este yo, que me acompaña, lo querré siempre.

Ser otro, no me tienta, ni interesa, me basta con mi aliento, con mi fuerza,
si un día, fuera otro, si cambiara, mirándome a los ojos me diría;

¡Donde coño me perdí, que no me encuentro!

No teman, no me perderé, ni cambiaré, me cuidan y mantienen en mi ruta, mi Isla, mi ciudad, mi madre, amigos. Seguiré siendo yo, más allá del final y de las aguas, volviendo a mis raíces y recuerdos.