Escribir desde La Habana!

En la habitación que fue mi cuarto durante muchos años, que será siempre, “mi cuarto”,  con  las ventanas abiertas de par en par, disfruto del olor del patio mezclado con el del sofrito de mami. El sol, dibuja figuras sobre la sabana y las paredes del cuarto. Recostado en la que será siempre mi cama, pienso en la magia de escribir desde La Habana, podré ahora que he retomado el oficio de escribir, hacer escritos sobre mi ciudad, estando en ella? Sin necesidad de evocarla,  al alcance de la mano y de mis pasos, presente!

Escribir, desde la ciudad que ha inspirado la mayoría de mis escritos, escribir desde el sur, no desde el norte, desde el centro del amor y de mi historia, tiene un encanto que me obliga a hacerlo, a dejarme llevar por las musas. Es como una fiesta de mis palabras e ideas, una fiesta que La Habana, convoca, invita recuerdos y hechos por suceder. Hasta mi ciudad llega el aliento de mi musa transoceánica, de los amigos que no me dejarían abandonar el oficio de escribir.

La Habana, no es hoy un recuerdo, no tengo que evocarla. No tengo que adivinarla en la distancia; estoy en ella, material y emocionalmente. Mi ciudad, entra por las ventanas, se sienta en mi cama. Me dice; vamos para el portal, desde allí, te será más fácil, escuchando pregones y el ruido de la gente. Entre plantas, mirando la gente pasar, me guiña un ojo, se sienta en uno de los sillones de la terraza, me dice; es distinto desde acá, verdad?

Este será mi primer escrito desde La Habana, con una brisa con olor a mar, mitigando el calor de mayo. Mientras escribo, el sonido de la ciudad, se mezcla con ruidos de cazuelas. Mami, trajinando, preparándome el primer almuerzo de este viaje. La Habana, va hasta la cocina, abraza a mami, ambas se miran emocionadas. Mami quiere decir algo, mi ciudad, le pone un dedo en los labios, le dice; no digas nada, hoy lo tenemos con nosotros, hoy, no existe el pasado, ni el mañana, disfrutemos el presente. Ambas enjugan una lagrima, mami, destapa una cazuela, le da a probar un poco de su potaje. La Habana, sonríe; delicioso, le va a encantar.
Almorzamos todos juntos, saboreamos la comida. La acostumbrada sobremesa, se extiende al portal, donde saboreamos un café. La Habana, se despide luego del café; no me voy, quedan en mí, nos disfrutamos, solo los dejo unos minutos a solas, tienen que disfrutarse mutuamente. Tendrán que contarse historias que yo, ya se.
Mami, me mira, sonríe, me pregunta; que haces con el Black Berry? No vamos a conversar? Escribiendo mami, escribiendo, desde La Habana! Le respondo sin dejar de dar forma a este, mi primer escrito desde La Habana

En su rostro, se dibuja una sonrisa diferente, su mirada me envuelve. Sonríe, disfruta, después de muchos años, vuelve a verme escribir. Tiene algo de magia esto de escribir desde La Habana, con mami, sentada frente a mí, disfrutando ser testigo del acto de escribir, desde La Habana!

18 thoughts on “Escribir desde La Habana!

  1. Leyendo tu escrito,con el encanto q tu estilo nos tiene acostrumbrados,paso por tu espacio cuando escribes con tu mami observando,y recorde en silencio, mi primer viaje a Cuba,en junio 2011,despues de 26 a~os,mi tia,la unica q queda,sentada en su sillon,risue~a,como siempre estuvo y pude darme cuenta que ni el tiempo ni la distancia,afecto su afecto,el amor que siente por mi,la mire sonriente y fui muy agradecido,……Sucedio en Cardenas ,Cuba,6/7/2011.Gracias amigo

  2. Para muchos conmigo incluido,LaHabana,es una asignatura pendiente…,pendiente de obtener el aprobado,pendiente porque mis sentimientos se mecen ambivalentemente en un portal como el tuyo, done las arecas fueron excelente compania.Querica y sabrosa experiencia entre affects y Sazon de comida tan criolla como tus escritos aca mi abrazo de amigo,mi abrazo de siempre.

  3. Leyendo tus bellas decripciones, cierro los ojos, vuela la imaginacion,y disfruto ese momento, como me sucede cuando estoy ahi, se disfurta ese tanto amor, que nos envuelve en pura melancolia, es como un sueno, ver nuevamente a la familia, disfrutar y compartir una cena, un cafe, !!!!Un beso de ellos y de nuestra Habana!!!

  4. Me alegra que nuestra Concha, siempre tenga estos minutos de felicidad !!!! Se cuanto le hace falta falta mantenerce aun radiante como se muestra. Siempre altiva, y elegante, Feliz y noble su mirada, Como madre de muchos que sin parirnos nos adopto como hijos para siempre.

  5. Me imagino lo inspirado y lo feliz q te sentias escribiendo en la habana mi amigo .q envidia pero d la buena.un beso

  6. Me encanto ese reencuentro con la Habana pero sobre todo de volver a disfrutar el gozo de escribir desde ella con lo más preciado tu mama

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s